A 30 horas de Kingdom Hearts 3

Ya estoy en endgame. Les puedo decir que ya recorrí todos los mundos que hay por recorrer, y ya vi la gran mayoría de la historia para este momento. Ya hasta sé quién es quién… más o menos. En Kingdom Hearts 3 uno nunca sabe quiénes son todos.

Qué bueno que el gameplay es divertido

Dependiendo de tu perspectiva, el gameplay es la parte más importante de un juego. Para mí, mayoritariamente, lo es. Prefiero la cohesión entre gameplay, temática e historia, pero si no voy a tenerla, lo más importante para mí es el gameplay.

Para buena fortuna de Kingdom Hearts 3, el gameplay lo es. Es divertido hacer combos, enlazar distintos y espectaculares ataques especiales, cambiar la forma de tu keyblade y todo lo demás. Es, en su mayoría, un placer de colores, animaciones y espectáculo que no encuentras fácilmente en otros RPG. Bueno, lo encuentras, pero todo tiende a ser mucho más serio.

Aquí me subí a una montaña rusa para matar a un Titán.

Los mundos son pocos, pero más interesantes

Al menos en comparación con lo que he visto de otros Kingdom Hearts. Los mundos son solamente ocho, y sólo seis de ellos son realmente de Disney. No son muchos, sobretodo si los comparas con 11 de Kingdom Hearts 2.

Sin embargo, el diseño de los mundos me parece más interesante, y también son más grandes en general. Incluso hay uno, el de Los Piratas del Caribe, que es básicamente un mini mundo abierto que puedes recorrer más o menos a tu antojo. No hay TANTA razón para hacerlo, pero no hay duda de que existe.

También el diseño de los mismos mundos es más interesante y menos laberíntico. Esto podría ser algo malo para algunos, pero la verdad eso me pareció mucho mejor. No terminé perdida todo el tiempo y aún así sentí que estaba en ese mundo.

La historia de Kingdom Hearts 3 no mejora

Creo que todo mundo esperaba esto. La historia de verdad no mejora. Ahora ya sé más o menos lo que está pasando (sigo necesitando una árbol genealógico o una diagrama organizacional). Pero la historia no es… una obra maestra digamos.

Por un lado, hay demasiados personajes involucrados. Algunos de ellos ni siquiera están relacionados directamente con Sora, o si lo están Sora ni siquiera los recuerda. ¿Cómo esperan que los recuerde yo?

La relación entre los personajes es tan compleja y sin sentido que Axel, que ahora se llama Lea, bromea que es imposible de explicar. We feel you man.

Por otro lado, algunos malos ya no son malos… porque ¿remordimiento? El mismo malo de distintas edades está ahí. Un dude con casco casi mata a Aqua. Por fin encontré a Ventus… pero Roxas sigue sin aparecer. Si alguien dice la palabra corazón o réplica una vez más voy a suicidarme.

Kingdom Hearts 3

El juego brilla más cuando se trata de Disney

Y no cuando se trata de la Organización, y la Keyblade War y los recuerdos-no-recuerdos de Sora. Al final creo que adopté la actitud de Who Cares?

Pero cuando se trata de la interacción de Sora, Donald y Goody con los personajes de Disney, creo que el juego brilla mucho más. Es, después de todo, la razón por la que estás ahí.

Además, ver cómo se ve cada personaje en esos distintos mundos, y cómo cambia el look y feel de TODO cuando cambias de mundo, es muy divertido. Es un gran logro estético.

De hecho, creo que con eso es lo que me quedaría del juego. Olviden todo lo demás, lo chido está en viajar entre mundos de Disney.

El mundo de Frozen casi hace que absolutamente todo valga la pena

Aunque no puedo decir que Frozen sea mi película favorita de Disney, creo que fue de las que mejor se manejaron en Kingdom Hearts 3.

Sora y compañía entran a escena cuando Elsa está huyendo sobre el lago congelado, y Sora dice “Se ve tan triste”. Y francamente eso hizo que Sora me cayera mejor que en todos los demás momentos del juego en los que recita sobre el poder de tu corazón.

Sora decide ayudar a Elsa aunque no sepa exactamente qué está pasando, y corre hacia donde comienza a construir su castillo. Luego la escuchas cantar. Es maravilloso.

I may be biased.

Kingdom Hearts 3

Kingdom Hearts 3 no es indispensable

No me cabe la menor duda de que Kingdom Hearts es un elemento importante de la historia de los videojuegos. La primera y más grande colaboración de Disney con un mundo hecho DE y PARA los videojuegos. Pero no por eso es indispensable.

Si nunca le has entrado a Kingdom Hearts antes, la verdad no creo que éste logre hacer que te vuelvas fan. Sí, es hermoso, y sí, es un gran logro estético. Pero tiene momentos tediosos, especialmente al principio. Las cutscenes están llenas de exposición, y sus chistes son francamente malos.

Pero por otro lado, entenderías aún menos si te saltas las cutscenes, entonces no creo que puedas jugarlo sin ellas.

Veremos si cambio de opinión al terminal TODA la historia (me faltará como una hora máximo). Pero por lo que vi, no puedo decirle a los no-fans que salten ciegos a Kingdom Hearts 3.