A Plague’s Tale: Innocence es el mejor juego narrativo de 2019

Nunca le había tenido miedo a las ratas, pero después de jugar A Plague’s Tale, cambié de opinión. Después de cruzar sus nidos, ver los huesos que han roído y escuchar, incesantemente, el ruido que lo invade todo cuando están a tu alcance, creo que la respuesta correcta es tenerles terror.

A Plague’s Tale: Innocence es un juego narrativo situado en Francia hacia finales del siglo 14. Juegas como Amicia, una niña de unos 14 años que hasta entonces ha tenido una vida feliz. Tiene un padre que la ama, una madre que haría todo por la familia, y un hermanito que casi nunca ve. Hay una razón para ello: su madre está tratando de curarlo de una enfermedad misteriosa.

A Plague's Tale: Innocence

Como suele suceder, las cosas cambian para Amicia y toda la familia cuando llega la Santa Inquisición demandando que les entreguen a Hugo. Cuando se rehúsan, proceden a destruirlo todo, matar a todos. A tu padre casi de inmediato, y a los sirvientes mientras huyes. Logras escapar con tu hermanito de la mano, como estará casi todo el juego.

En escasos minutos, A Plague’s Tale: Innocence logra robarte de todo sentimiento de seguridad, dejando sólo la necesidad de sobrevivir a toda costa.

Stealth, tu única herramienta para sobrevivir

Este no es un título en el que eres el héroe. Sí, eres la protagonista, y la historia gira a tu alrededor. Pero no cuentas con las herramientas de un héroe tradicional de videojuegos.

Eres una niña, con la fuerza y velocidad de una niña. Con una resortera como tu única arma, y además un niño a quien cuidar.

Todo esto se refleja perfectamente en el gameplay, donde básicamente tu única opción es esconderte, distraer al enemigo y rezar por que no te vean.

Y ocasionalmente matar, porque “no hay otra opción”, como dice Amicia.

Es interesante, porque el juego hacen algo que casi nunca hacen los juegos: le da importancia al hecho de que estás matando a alguien. Amicia sabe que debe de hacerlo, porque no hay otra manera de sobrevivir, pero de cualquier manera está aterrada, arrepentida. Siente que lo que está haciendo es inevitable pero horrible. No es un protagonista común que disfruta de la matanza, o que no le da importancia. Cada vez que matas a alguien hay un comentario por parte de Amicia, Hugo o alguno de tus otros acompañantes.

Así que para no hacerla sufrir, buscas la manera de pasar por los lugares sin matar a nadie. Aunque sería más fácil sólo matarlos.

Y en medio de todo esto, las ratas.

Las ratas, el otro protagonista de este juego

Las ratas juegan un papel extremadamente importante aquí. No sólo son parte de la motivación de tu antagonista (sin spoilers), sino que forman parte importante de la narración y el gameplay.

Las ratas han invadido gran parte del área en la que vives, dejando estragos en aldeas y campos. Las ratas son imposibles de domar o matar, y lo único a lo que le tienen miedo es a la luz.

Pronto aprenderás a tenerle miedo a la oscuridad.

Cruzar estas áreas infestadas de ratas son un puzzle que hay que resolver, utilizando todas las herramientas que posees para hacerlo. Un error y te comen las ratas, literalmente.

La manera horripilante en la que se mueven, los ruidos estresantes que hacen y su presencia en los peores lugares le dan una atmósfera irrepetible al título. Esas ratas espantosas también hacen que el juego sea único.

A Plague's Tale: Innocence

A Plague’s Tale: Innocence te hace sentir muchas cosas

Hacía mucho tiempo que un juego no me causaba tal ansiedad. No porque enemigos fueran a salir de la nada, si no porque la atmósfera y la situación en sí es realmente inquietante. Saber que eres sólo una niña, y que tu hermanito depende por completo de ti tiene un sabor que pocos juegos logran. Te da una vulnerabilidad extra, sobretodo porque no puedes evitar que te caiga bien Amicia. No puedes evitar amar a Hugo. Son grandes personajes con los que empatizas, y sí, te dan una lástima enorme.

Tener la palabra inocencia en el título es un acierto. El juego es sobre eso: la pérdida de la inocencia y la manera difícil, pero no imposible, de continuar con el camino incluso cuando Amicia y Hugo la perdieron prematuramente.

Aquí casi me da algo.

¿Deberías jugar A Plague’s Tale: Innocence?

Sí. Es de esos juegos narrativos que son escasos, pero enormemente apreciados. Es una aventura estilo el primer Uncharted, que viene a contarte una historia y lo hace de manera maravillosa. Esto no quiere decir que sea perfecto, pero si aprecias este tipo de títulos, es definitivamente una experiencia que debes tener.

Genuinamente lo único que no disfruté fue la batalla final, pero más allá de eso, creo que lo volvería a jugar para conseguir las cosas y trofeos que me perdí. Algo muy raro en mí.

A Plague’s Tale: Innocence ya está disponible para PS4 (la reseña es de esta versión), Xbox One y PC.

Puedes leer otras reseñas acá.