La campaña de Modern Warfare me hace pensar en las atrocidades de la guerra

Debo decir que fuera de algunos títulos indie, las atrocidades de la guerra no son un tema que veas en los videojuegos. No de una manera profunda y filosófica. Pero la campaña de Call of Duty Modern Warfare, me hizo pensar en este tema de una manera bastante incómoda – la única manera en la que se puede pensar en estas atrocidades.

Así empieza la historia

La historia comienza con el robo de un cargamento grande de gas cloro, encontrado en el país ficticio de Urzkistan, pero que puedes entender perfectamente como Afghanistán. En esa región se está luchando una guerra proxy entre Estados Unidos y Rusia, como tantas reales que ha habido alrededor del mundo.

El robo del gas se atribuye a un grupo terrorista llamado (no)Al-Qaida, que controla el país de una manera fascista.

Tú inicias una misión para recuperar el gas cloro, con ayuda de una comandante rebelde llamada Farah, que tiene un hermano que lucha igual, llamado Hadir. Ambos fueron víctimas del gas cuando eran niños, donde perdieron a sus padres antes de ser secuestrados por el gobierno ruso.

Sin embargo Estados Unidos no quiere verse involucrado en el conflicto, so riesgo de verse sumido en un incidente internacional. Así que básicamente pretenden que no está ahí, y que todo es obra de Farah y sus luchadores. Pero cuando resulta que no fue Al-Qaida quien robó el gas, sino SPOILERS el mismo hermano de Farah, Estados Unidos los abandona, y los coloca en la lista de organizaciones terroristas internacional. SPOILERS TERMINAN.

Si parece película de guerra/acción es porque lo es. Y quizá si fuera una película no tendría el mismo impacto en mí.

Sin embargo sí hay algo de terrible en que tú tengas que llevar a cabo todas las acciones de un soldado en una misión en este territorio. Aquí tú sabes que cualquiera de estas personas pueden ser terroristas buscando matarte. De repente todos, los hombres, las mujeres y los niños parecen enemigos, y más de una vez le disparé a un civil entrando a su casa en la oscuridad buscando terroristas. Por fortuna este es un trabajo de ficción y la única consecuencia fue iniciar la secuencia una vez más.

Desde luego, si vieras una película de guerra en la que los soldados rutinariamente le disparan a los civiles, tendría un impacto sobre ti (espero). Pero el hecho de que seas TÚ mismo controlando las acciones, revisando cada habitación, sintiendo paranoia con cada encuentro, te hace entender cómo suceden las cosas. Cómo es que un simple soldado puede dispararle a un civil. Y no podrías culpar a ese individuo.

El peor momento fue cuando tuve que dispararle a una mujer que estaba a punto de matarme a mí, sólo para ver cómo su hijo vino corriendo de otra habitación, llorando, a abrazarla. Pensé, he aquí un futuro terrorista. ¿Y cómo culparlo?

Lo que sí puedes culpar es al sistema que permite que haya soldados en territorio extranjero invadiendo hogares. Y sinceramente lo hice. Aquí sólo ves un ciclo eterno de violencia en el que todos y cada uno creen estar haciendo lo correcto. Excepto ese general ruso. Fuck him.

En fin, creo que ésta ha sido de las pocas campañas de un juego de guerra que sentí impactante y sincera, en general. Además, aún más impactante ya que puedes reconocer muchos de los hechos de manera contemporánea -porque lo viste en las noticias, quizá. Especialmente terrible fue la escena de terrorismo en Londres, porque yo estuve ahí, y reconocí esos lugares. Pensar que todo se puede salir de control tan fácil sí te llena de angustia.

Un conflicto de atmósfera y mensaje entre singleplayer y multiplayer

Tristemente su impacto se desvanece un poco con la escena final. Mientras la campaña entera parece condenar la guerra como un mal necesario e inevitable, la última escena parece ensalzarla y decir “mira qué chingón es el Capitán Price con su genial equipito de soldados”. Le roba emoción y sinceridad, cuando pudo ser perfecta.

Lo mismo sucede con el modo multiplayer, que sinceramente es solo una glorificación de la violencia muy divertido. Cualquier sustancia que sustraigas de la campaña desaparece en cualquier mapa del multiplayer, donde te recompensan ruidosamente con cada asesinato.

Para este momento creo que sería mejor para ambos ser dos juegos, cada uno con su propia atmósfera que no se sienta algo hipócrita al pasar de uno a otro.

¿Deberías jugar Call of Duty Modern Warfare?

Si vas a jugar Call of Duty Modern Warfare, definitivamente debes de jugar la campaña. Ahora, ¿Vale la pena pagar precio completo solo por jugarla? No lo sé. Es bastante corta, y aunque muy bien hecha, podría no ser suficiente para ti. Lo bueno es que COD Modern Warfare tiene un montón de modos multiplayer que te mantendrán bastante ocupado. Les contaré de esos más adelante.

Acá puedes ver otras reseñas de juegos. Y ¡espera nuestro streaming de Call of Duty Modern Warfare muy pronto!

Acá puedes ver algunas razones para jugar este título en su totalidad.