En Clid The Snail eres… un caracol. Como su nombre lo indica. Eres un caracol llamado Clid, que tiene un bláster y una luciérnaga que lo acompaña a todos lados. Cuando eres expulsado de tu ciudadela (de los caracoles) por poner en peligro al resto de los caracoles, tienes que encontrar la manera de sobrevivir.

Para colmar el plato, hay una invasión de babosas que está tratando de destruirlo todo y matar al resto de los animales. Para matar a estas cosas es la razón principal por la que usas tu bláster a diestra y siniestra.

Clid The Snail

Una historia de fantasía oscura

Clid The Snail es algo así como un cuento de hadas edgy, donde todos los animales hablan y cada especie tiene su propia ciudad. Los ambientes reflejan esta fantasía oscura, con gran prevalencia de índigos y negros. Poco a poco te enteras que éste es un mundo post-apocalíptico en el que, por alguna razón, ya no hay humanos. Sólo encontrarás calaveras tiradas por el mundo, a cuyos dueños llaman “Gigantes”.

Al salir de la ciudadela de los caracoles, te diriges a la ciudadela de los saltamontes. Sin embargo, al llegar ahí, ves que ésta ha sido arrasada por nada más y nada menos que un ratón con un lanzallamas. Vences al ratón psicótico, y poco después, sus amigos te encuentran y te llevan a su fortaleza. Te explican que el ratón estaba loquito, y que gracias por matarlo (?).

Clid The Snail

Te enteras de que todos ahí han sido expulsados de sus respectivas ciudades, y ahora se han convertido en mercenarios que buscan solucionar los problemas de babosas de otras ciudades a cambio de dinero.

Clid no está súper feliz de unírseles, pero no tiene más que hacer y es una manera de ganarse la vida.

Cómo se juega Clid The Snail

Ya que eres un caracol parlanchín, realmente no estamos interesados en el realismo, ¿o sí? Así eres un caracol con una pistola gigante, que también puede ser un lanzallamas, una metralleta etc. También tienes granadas y bombas sensibles al movimiento.

Se trata de un twin stick shooter, por lo que te moverás con una stick, mientras utilizas la otra para apuntar. Presiona el gatillo R2 para disparar, mientras que puedes esquivar con círculo o lanzar granadas con R1. Los controles son bastante estándar para este tipo de juegos.

Sin embargo, a diferencia de otros shooters, éste es bastante lento. Desde cómo te mueves, se mueven tus enemigos y cómo disparas, todo es algo lento. Lo cuál es bueno porque toma muchos disparos matar a las babosas.

Olvidaba que también tienes una habilidad especial gracias a tu concha. Al cambiarte de concha puedes cambiar también tu habilidad especial. (Los caracoles reales no se cambian de concha, por favor no intenten hacer esto en casa).

Además de disparar, en el camino también encontrarás algunos puzzles sencillos que involucran activar palancas y cosas por el estilo.

Clid The Snail
Tus amiguitos del fuerte.

Qué difícil es ver

Mi principal problema con Clid the Snail es la osuridad permanente en la que existes. Yo sé que es parte de su look, de la idea de que estás en una “fantasía oscura”. Pero sinceramente para mí, en términos prácticos, hacía que todo fuera mucho más difícil de ver.

Desde enemigos (que me emboscaban aunque ése no era el punto), hasta palancas para resolver puzzles. Pasé muchas veces por los mismos lugares sin encontrar qué hacer sólo porque no veía la palanca 🤡

¿Es culpa mía y mi ceguera? No lo sé. Les dejo algunos screens para que decidan por ustedes.

Retador, pero no esencial

¿Saben como hay juegos en los que no puedes dejar de pensar? ¿Que no puedes dejar de jugar porque necesitas saber más, o sentir más de esa serotonina? Eso no es lo que pasa aquí.

Aunque realmente el juego no tiene nada de malo – los controles se sienten bien, es un setting único, los valores de producción son altos – realmente no sentí nada por él. It’s fine. Y ya.

Tiene algunos niveles bastante retadores que te harán intentarlo varias veces, la variedad de armas es alta también, y tiene algunos bosses interesantes. Sin embargo, sólo no me llena de felicidad, ni de nada.

Definitivamente no estoy esperando una secuela ni nada por el estilo.

Sólo este año han salido juegos mucho más interesantes y divertidos. Desde Death’s Door, Subnautica Below Zero, Griftlands. Por mencionar sólo tres. Cualquiera de esos es mejor inversión de tu tiempo.

Lo mejor según Apolo

  • Un setting bastante raro y único que no encontrarás en otros juegos. No en todos lados eres un caracol.
  • Un lore oscuro de fantasía que está bien pensado y bien realizado. Hasta hay un mapa.
  • Enemigos retadores que te hacen utilizar todos tus recursos.
  • Está disponible en español latino.

Lo peor según Shepi

  • El gameplay no es particularmente emocionante. Es más tardado que otra cosa.
  • Todo es muy oscuro así que es difícil ver por donde debes ir, dónde están los enemigos y también las palancas de los puzzles.
  • Clid es medio horrible persona. Aunque mejora, no puedo decir que me caiga bien.
  • En general es un juego algo tedioso.

Clid the Snail está disponible en PS4. Esta reseña corresponde a la versión de PS4, jugado en PS5.