Dragon Quest Builders 2: el mejor Minecraft, no Minecraft

Dragon Quest Builders 2 es la secuela del juego de construcción inspirado en Dragon Quest que salió en 2016. Su predecesor fue uno de nuestros juegos favoritos de ese año, por lo que teníamos muchas ganas de jugar el 2. Después de terminar el juego, esto es lo que pensamos.

De qué se trata

En Dragon Quest Builders 2 eres un constructor, por lo que tienes poderes especiales para construir cosas que los demás simplemente no poseen. Así, llegas a una isla desierta, conoces algunos amigos nuevos y deciden juntos crear un reino gracias a tus poderes de construcción.

Ahora bien, para lograrlo, tendrás que recorrer otras islas para conocer gente nueva, obtener materiales y aprender a crear cosas, por ejemplo albercas o nuevas recetas de cocina.

En estas islas, además encontrarás pobres aldeanos que viven oprimidos por los Children of Hargon (un culto que alaba a la destrucción, por lo que odian a los constructores, oops) y también será tu deber salvarlos y llevarlos al camino del bien (y la construcción).

Ah y lo mejor de salvarlos es que te aplauden y te dan corazones por todo lo que haces. Es increíblemente satisfactorio y te sientes como un héroe.

Cómo se juega

Todo en Dragon Quest Builders 2 se trata de la construcción y ésta es muy divertida.

En el juego tienes varias herramientas básicas. La principal es un martillo con el cual rompes todo, el piso, los árboles, las montañas, etc, para obtener bloques y materiales. También cuentas con otras herramientas , como unos guantes (que te permiten cargar los bloques y moverlos de un lado a otro), un olla (llena de agua interminable) y algunas más que irás desbloqueando en la campaña.

Por cierto, algunos materiales no los consigues rompiendo bloques. Muchos alimentos tienes que crecerlos tu en una granja (ajá también plantas cosas y las cuidas, este juego es eterno) o tienes que encontrar metales y después fundirlos (en una forja) para poder utilizarlos.

Hay varias mesitas en donde puedes fabricar objetos de diversa naturaleza. Por ejemplo, al comenzar en la campaña, sólo tendrás una mesa para constuir cosas de madera, después tendrás una para construir cosas con metales y algunas más, pero no quiero darles spóilers.

Al final, en las mesitas encontrarás muchísimas recetas para crear objetos: muebles, diversos tipos de paredes y pisos, puertas, techos, comida, decoraciones, lámparas. cosas con forma de slime y más. La lista es interminable.

También puedes cocinar, y al combinar diversos ingredientes irás encontrando recetas nuevas, que no sólo te alimentan (porque a tu personaje le da hambre), sino que pueden servirte para darte más ataque o defensa, u otros efectos.

Ah, y más allá de la comida y los objetos, hay recetas de cuartos. Éstas te las enseñan en la campaña, pero aún después de terminarla quedan muchas por descubrir. Por ejemplo, puedes hacer baños de diversos tipos, una sala de entrenamiento, o un bar. Sólo tienes que pensar en cómo combinar los objetos en una habitación e irás desbloqueando más y más tipos de cuartos.

La campaña

Únicamente la campaña del juego debe durar unas 80 horas. Esto si no te distraes mucho, pero en realidad ¿por qué no lo harías? El juego te ofrece muchas herramientas para ser creativo y cumplir los objetivos de la campaña de diversos modos. Así que cuando la campaña te pide hacer un cuarto con una cama, tú puedes hacer el cuarto con una cama más increíble. Y entonces… pasar horas y horas en esa pequeña misión.

Todos te aplauden cuando haces cosas.

Además de las islas de campaña y tu isla principal, hay otras islas que puedes explorar para encontrar recursos que quizá no encuentres tan fácilmente en la tuya. Éstas son generadas proceduralmente y algunas tienen enemigos muy fuertes. Se vuelve divertido ir descubriendo materiales, ya que además, te dan una buena recompensa una vez que encuentras todos los materiales distintos que tiene una isla.

Lo que cambia en Dragon Quest Builders 2

Si bien el primer Dragon Quest Builders es muy similar en cuanto a estructura y gameplay básico, éste tiene varias mejoras y cosas que lo harán mucho más disfrutable.

La primera es Malroth. A lo largo de tu aventura te acompaña otro personaje de nombre Malroth que te ayuda a pelear y a recolectar materiales. Esto es genial porque así las peleas son más rápidas (sobre todo en las que te enfrentas a bosses) y además tienes un ataque combo con él.

Otra cosa increíble de Malroth es que su personaje crece y tiene un arco en la campaña. De hecho, además de ser este personaje que te acompaña todo el tiempo, gracias a lo que ocurre en la historia poco a poco sientes cómo la amistad entre él y tu avatar se desarrolla. Puro feel-good.

Algo más que agrega este título es diferenciar entre los botones para las armas y para tus herramientas de construcción. Esto es particularmente importante porque antes, ya que el arma y el martillo estaba en el mismo botón, ocasionalmente destruías cosas que no querías al luchar. Eso ya no pasa en este Dragon Quest Builders 2.

Finalmente, éste título tiene cooperativo. Así puedes visitar las islas de tus amigos e ir a explorar juntos. Acá te dejo una nota sobre esto.

Lo mejor

  • ¡Construir! De verdad puedes pasar horas planeando y construyendo diferentes tipos de edificios. Yo ahora, después de terminar la campaña me estoy haciendo una granja porque… quizá llevo una granjera dentro de mi corazón.
  • El diseño de personajes. Como es tradición en los Dragon Quest, el diseño de personajes lo hace Akira Toriyama. Así que encontrarás personajes adorables que bien podrían estar en Dragon Ball.
  • El diseño de objetos. Todo en Dragon Quest Builders es increíblemente lindo. Es uno de sus mejores puntos. El juego luce muy bien, pero no sólo es por las texturas, sino por el diseño de las islas, de los objetos y de los personajes.
  • Co-op. Todo es mejor con co-op, y obviamente construir casitas también.

Lo Peor

Tengo solo dos quejas mínimas:

  • Los diálogos. Si bien, en general la historia es linda y divertida, los diálogos de los NPCs son bastante malos. Largos y repetitivos. En ocasiones son útiles o sirven para darles personalidad, pero más usualmente sólo son un bloque de texto que te dice en otras palabras cosas que ya sabes.
  • Esa parte de la historia. Durante la campaña, hay un momento en el que te llevan a prisión. Es larguísimo, aburrido y no aporta mucho a la narrativa.

En general…

El juego es increíble. Creo que es difícil que este juego no le guste a alguien: es súper tierno, la historia es muy linda (y épica), construir es satisfactorio y creativo. Lo recomiendo mucho, obviamente también para niños.

Si les gustan cosas como Minecraft, Moonlighter, The Sims, Harvest Moon o Animal Crossing, este juego es completamente para ustedes.

Malroth es mi bestie

También puedes ver nuestra reseña en video: