El elogio y la condena de Doom para Nintendo Switch

En 2016 Bethesda lanzó Doom para consolas. Un juego energético en el que matar demonios es un deporte olímpico, acompañado de uno de los mejores OSTs de videojuegos de todos los tiempos. Independientemente de que Doom en Switch esté o no esté ahí.

La calidad del juego no está en tela de juicio. Es un gran juego. Juéguenlo.

¿Pero DOOM en Switch?

Bethesda fue y sigue siendo uno de los primeros desarrolladores en saltar sobre el tren del Switch y decir, Va, yo pongo mis juegos ahí. Cosa que es de agradecerse, ciertamente. Porque después de todo, era difícil imaginar un juego como Doom en el Wii U, o incluso en el Wii.

El trabajo de traer Doom en Switch, una consola menos poderosa que las otras en las que se encontraba el juego, recayó sobre Push Buttons. Esto es normal, nadie esperaba realmente que Bethesda se pusiera personalmente a hacer el puerto.

Y el resultado no está mal. Al menos no exactamente. El juego corre en Switch – lo cuál ya es algo sorprendente de por sí. Y aunque claramente no corre tan bien, ni se ve tan bien como en las otras consolas, el título no es para nada injugable. De hecho, fuera de algunas instancias en las que la pantalla se ve borrosa el juego se ve pasablemente bien. Sobretodo si no lo has comparado con algo antes.

De hecho, las ventajas de tener Doom en portátiles sobrepasan por mucho las desventajas de que corra peor. Por mucho.

Excepto cuando el juego se borra solito.

Sí, esto es algo que ya me pasó. Y aunque la primera vez simplemente lo descarté como un típico bug de Bethesda (una aprende a ajustar sus expectativas), la segunda me pareció una mentada de madre.

El estrés de creer que perdiste tu partida es comparable al de creer que no pasaste un examen. ¡Todo ese tiempo perdido!

Por fortuna mi save file no se perdió ninguna de las dos veces, sino este rant tendría un tono mucho menos conciliatorio.

Pero si hubo que descargar el juego nuevamente. De cero. Y el mismo error también borró los archivos de Zelda, corriendo el mismo estrés.

¿Cómo es posible que un juego esté tan mal codeado que corrompa los datos de OTROS juegos?

¿Cómo deja Bethesda, y Push Buttons y Nintendo, que un juego así llegue a sus consolas?

No es por nada, pero una de las pocas ventajas que le quedan a las consolas sobre la PC es precisamente su control de calidad. El hecho de que puedes comprar un juego, ponerlo y no preocuparte por nada más.

Hasta que un juego corrompe todos tus datos.

Esto es algo difícil de decir para mí, porque si algo quiero es que le vaya bien al Switch. Que los juegos que están en otras consolas también estén ahí, para que una decisión sea mucho más fácil de tomar.

Pero al mismo tiempo, no puedo dejar pasar que un juego esté tan mal hecho que cause errores catastróficos. Porque la próxima vez no sólo serán mis datos de juego, será todo mi save file, o serán todos mis save files.

Entonces no, no deberías jugarlo en Switch. En cualquier otra consola, pero no en Switch.

Lo peor es que Wolfenstein también será porteado por Push Buttons, y desgraciadamente no espero que sea un mejor trabajo que el de Doom.

Y eso que amé jugar Doom todo el camino a Querétaro en Switch 🙁

Acá pueden verlo en acción.

Y aquí pueden ver más LIVES.