Fallout 76 es un desastre, pero aún hay esperanzas

Para mí, lo más interesante de los Fallout siempre ha sido el mundo. No la historia principal, sino las micro-historias: esas que te encuentras al abrir una casa, leer en la terminal que Bob odiaba a Jane por tirar el café, y acto seguido encontrar un cuerpo en el clóset con el nombre de Jane y una taza de café rota.

Es el tipo de cosas que te imaginas que pasan o pasaron en el mundo de Fallout. Aunque todos estén muertos.

Fallout 76 tiene esas micro-historias regadas en el mundo. Con el añadido de que ahora puedes experimentarlas junto a alguien: de preferencia alguien a quién le guste recoger basura en el mundo de Fallout como @catpow3r.

A veces sí está padre.

El resultado es un juego que a veces se siente como Fallout 3 o Fallout 4, con cosas qué explorar y qué encontrar. Con enemigos que te meten miedo al por mayor, o con cosas que se sienten como el verdadero fin del mundo.

También me he llevado varias sorpresas con distintos personajes – como una raider que resulta ser un robot, o el alcalde de un pueblo que es una consola de computadora pero de verdad cree que es el alcalde; hasta ejecutó elecciones y votó por el mismo (el oponente obtuvo 0 votos, porque todos están muertos).

Es una bonita experiencia. Mientras dura.

La realidad es que una vez que pasa esta fase de “un mundo completamente nuevo que explorar”, te vas dando cuenta de que las misiones son todas MUY parecidas. De que el mundo se siente increíblemente solo y sin vida – como algo falso y no como algo vivo.

Además, una vez que te mueres por décima vez por culpa del frame rate, o que el juego se crashea por el mismo número de veces, las ganas de volver disminuyen considerablemente.

Esto sucede especialmente cuando hay más de dos enemigos en pantalla. Sí, si te enfrentas a una horda en básicamente cualquier lugar, espera ver un presentación de Power Point (como 10 cuadros por segundo) en lugar de un juego. Esto nos pasó varias veces en el Campo de Golf Spring, donde una de tus misiones es asesinar Feral Ghouls. Excepto que es imposible atinarles. Nos morimos testarudamente, fácil, unas 6 veces.

Fallout 76

Pero Fallout 76 es un juego vivo.

Y como juego vivo tengo la esperanza que arreglen la mayoría de sus defectos hasta convertirse en un título completamente nuevo. Pasó con Destiny 1, Diablo III y No Man’s Sky. Si algo han probado esos títulos es que sólo porque no son muy buenos títulos en su lanzamiento no tienen por qué quedarse así.

Todo dependerá de que Bethesda se comprometa con el juego y escuche a su comunidad. Ojalá resuelvan no sólo los problemas de rendimiento sino también la falta de contenido end-game, así como la falta de cosas qué hacer en tu campamento.

Dicho esto, quizá sea buen juego en el futuro, pero no quiere decir que lo sea ahora. Por lo tanto, no jueguen Fallout 76. Si tienen curiosidad, mejor esperen a ver si el juego es mejor en seis meses o un año.

Puedes comprar Fallout 76 aquí (espera 6 meses please).