Griftlands es un rogue-like narrativo situado en un mundo sci-fi, pero también muy fantasioso, y que además tiene combate por cartas. Esto sonaba justo como algo que me gustaría, así que comencé a jugarlo con altas expectativas. Spoiler: Las cumplió todas.

De qué se trata Griftlands

En Griftlands puedes seguir a tres personajes distintos, con historias diferentes. En la primera, Sal está en busca de venganza contra una líder criminal; Rook es un ex soldado que se encuentra en medio en un conflicto entre una empresa y un grupo de derechos para trabajadores; finalmente Smith es la oveja negra de una familia acaudalada, y sus padres se acaban de morir por lo que quiere parte de la herencia.

El mundo de Griftlands me recuerda un poco a la weird fiction, sobre todo al mundo de la serie Baslag de China Miéville. Aquí hay seres antropomórficos que son como una combinación de humanos con babosas, u otros que parecen wookies, crustáceos, y más. También hay distintos cultos y religiones, y una sustancia llamada Lumin que es un combustible y arma. El mundo está lleno de historias, y más allá de eso, de personajes extraños, graciosos, irreverentes, y muy llenos de vida. Te da ganas de saber más y te hace sentir como que hay muchas más historias allá afuera.

Cómo se juega

El gameplay del juego, al ser un rogue like, tiene básicamente un loop de historia de tres días, en donde tu personaje tendrá que cumplir su misión o, ya sabes, morir en el intento.

Cada que mueres regresas al inicio, pero con un par de currencies in-game que te dejan adquirir habilidades (cosas como más HP o más poder de ataque) y que se mantienen aún después de que mueres. Por lo tanto, tiene esta mecánica súper satisfactoria de los rogue-like en donde cada run te sientes más hábil.

Las habilidades son algo caras, por lo que siempre habrá un reto, por más que subas de nivel tu poder de ataque, y hay otras que solo puedes elegir pocas, por lo que te ayudarán a decidir en que´ enfocarte cada run. Por ejemplo, unas de éstas, te dejan domesticar mascotas por lo que querrás buscar activamente a las mascotas para que te acompañen en tu run.

Por otro lado, a diferencia de muchos rogue-like, los runs de Griftlands pueden ser muy largos. Por esta razón, el juego te da oportunidad de reiniciar un día una vez, antes de regresarte al inicio. Un poco más benevolente que otros juegos del género.

En cada run, tendrás que lograr los mismos objetivos cada día, pero hay varias elecciones para llevarlos a cabo. Además, cada conflicto se puede resolver con combate o negociando. También hay momentos en que ni siquiera tendrás que hacer nada de esto, con que elijas la opción de diálogo correcta, a veces podrás evitar el combate.

Hablemos del combate

Como les decía, tienes dos opciones: negociación y combate.

Cada una tiene un deck de cartas distinto, y funciona un poco diferente. Primero, el combate:

A lo largo de tu run, conseguirás cartas para aumentar tu deck de combate, pero comienzas con uno ba´sico. Cada personaje tiene ataques distintos y mecánicas un poco diferentes, pero en general, en tu deck hay cartas de ataque, defensa y también para hacer efectos a los enemigos.

Por ejemplo, hay cartas que te dejan quemar a los enemigos, y dependiendo de si tienen este efecto, tus otras cartas harán efectos más fuertes, o más daño. Smith, por ejemplo tiene unas cartas en las que “bebe” y las botellas de esas bebidas se acumulan para después usarlas en ataques poderosos. El dude es un borracho, claramente.

Cada turno, tienes tres movimientos para atacar o defenderte. Al principio el combate es bastante retador, porque los enemigos tienen muchos combos (sobre todo los bosses), para los que es difícil prepararse. Es decir, a veces, si no armas un buen deck en tu run, pues va a estar muy difícil que ganes las peleas con los bosses.

Además del deck, también puedes hacer amigos que te ayudarán en combate o, como les decía, tener mascotas que también te ayudan, o comprar cartas con armas súper fuertes.

Animated GIF - Find & Share on GIPHY

Y ahora, la negociación

La negociación funciona un poco diferente. Aquí éstas tú luchando contra los argumentos de la otra persona. Así que en lugar de enfrentarte a varios enemigos, verás un círculo alrededor de tu contrincante en el que flotan sus argumentos. Así que deberás usar tus cartas para defenderte de ellos o debilitar los argumentos contrarios.

Griftlands

De este modo, en la parte de negociación, tendrás cartas como amedrentar o razonar, o defenderte. Con ellas, puedes crear combos increíbles, y si bien al inicio es bastante complicado cómo hacerlo, poco a poco irás familiarizándote con las mecánicas de cada deck para triunfar. Por ejemplo, el deck de Smith está lleno de cartas del tipo “hostilidad”, que mientras más uses, potenciarán a otras como “Bravado”, la cual sube de ataque mientras más cartas de hostilidad uses.

Además de los ataques, también tienes un “ulti” que puedes usar después de cierto tiempo (y de que se llene una barra).

Emborráchate con tus amigos, pero no los mates

Griftlands

Una de las cosas más divertidas de Griftlands son las relaciones que puedes formar poco a poco con diferentes NPC.

A lo largo del juego, y dependiendo de las decisiones que tomes, éstos NPC se harán tus amigos o te odiarán. De menos, podrías caerles bien. Lo bueno de tener amigos, es que a veces te regalan cosas al azar, ya sea cartas o algo para curarte. También, si inicias una pelea y tus amigos están por ahí, te ayudarán.

Otra cosa cool de tener amigos es que te dan efectos positivos al juego. Por ejemplo, hay una persona que si es tu amiga, te da dinero todos los días. Para hacer amigos, solo tienes que apoyarlos o salvarlos de ciertas situaciones, pero también podrás emborracharte con ellos (lo cual te dará algunas cartas negativas, pero hey, te dará amigos y restaurará tu salud).

Griftlands

Ahora que… si te odian, pues también te darán efectos negativos, para empezar… ayudarán a tus contrincantes en combate si es que están por ahí. Pero también, harán cosas peores, como quitarte defensa cada que inicias combate, o hacer que todo te cueste más en las tiendas.

Lo malo es que en realidad no hay forma de evitar hacer enemigos en Griftlands… porque siempre habrá alguien que te odie por, ya sabes, matar a alguien o vencerlo en combate, o también alguien que te odié por elegir apoyar a sus enemigos.

Al final de cada run, es inevitable que tengas algunos enemigos y amigos, esperemos que más de los últimos.

Muchas, muchas horas de juego

Como les decía, éste es uno de esos juegos que toma tiempo agarrar bien la onda del combate, el mundo, etc. Y mientras más juegas, mejor se pone. Ya que no solo entenderás mejor cómo funciona todo, sino que, como en un buen rogue-like, cada run será un poco distinto y te encontrarás cartas nuevas o te toparás con situaciones diferentes. Lo bueno es que cada vez también sentirás que tu personaje es un poco más hábil o resistente.

Además de las 3 historias de los personajes (que me tomaron alrededor de 35 horas terminar), hay retos diarios y otros modos de juego que están enfocados completamente en la negociación y el combate. Así, tendrás que enfrentarte a enemigos en secuencia para intentar vencer los más posibles, mientras sigues una historia básica, ah y claro, armas un deck a la brava.

Esta parte del juego me gustó mucho, ya que una vez que medio le entiendes al combate, puedes solo iniciar un run sin mucha preocupación, y solo jugar. Es perfecto para pasar el rato, y seguro lo amaré todavía más cuando pueda salir de viaje nuevamente. A veces solo empiezo algo antes de dormir para jugar un ratito. Es genial.

apolo

Lo mejor según Apolo

  • Muchísimas combinaciones de cartas y formas de hacer combos mortales, tanto en combate, como en negociación. El combate es profundo, intenso y muy divertido.
  • Los personajes son graciosos y carismáticos, aunque no concuerdes mucho con lo que hacen, te harán reír y pasar un buen rato.
  • El worldbuilding es interesante. Te da ganas de conocer más historias de este mundo.
  • Horas y horas de juego.

Lo peor según Shepi

  • Nada. Este juego es perfecto.
  • Mentí, en Nintendo Switch, a veces la pantalla pequeña hace que las cartas tapen la barrita de vida de los enemigos o la tuya. Esto se puede quitar con un botón, pero es algo molesto.

Griftlands está disponible en PC, PS4, Xbox One y Nintendo Switch.

Esta reseña es de la versión de Nintendo Switch.

Velo en acción:

Acá más reseñas.

Ve el stream aquí.