Parece imposible creer que Kena: Bridge of the Spirits es el primer juego de Ember Lab. Desde luego, tenían experiencia como estudio de animación digital – pero eso dista mucho de hacer un juego. Estoy admirada, y no puedo esperar para lo que sigue.

Kena: Bridge of the Spirits, te lleva al mundo de los espíritus

Con una clara influencia Ghibli y Zelda, Kena Bridge of the Spirits te transporta a un mundo donde los espíritus y la magia son cosa de todos los días. Al entrar a esta región, Kena se topa con un espíritu enmascarado, que le pide que se vaya. Se lo exige, más bien.

Pero Kena no es tan fácilmente convencida, por lo que continua su viaje. En el trayecto encuentra a los pequeños Rot, unas criaturitas sonrientes que son parte espíritu del bosque, parte quién sabe qué más.

Ellos te ayudarán a todo: pelear, mover objetos, abrir rutas y también a ser absolutamente adorables.

Los necesitarás, porque la tierra a la que has llegado ha sido corrompida, y necesita ser purificada. Para lograrlo, deberás encontrar y sanar a los espíritus de distintas personas, cada una con su historia particular.

Kena Bridge of the Spirits

Pelea, explora, resuelve puzzles y encuentra muchos Rot

Cuando llegas a la aldea que debes ayudar, te das cuenta que ha sufrido grandes estragos. Está vacía, y solamente un hombre tallador de máscaras te espera en el cementerio. Él te cuenta que debes ayudar al resto de los espíritus para sanar la tierra.

Empiezas por unos hermanitos que perdieron a su hermano mayor en el bosque.

En él, encontrarás criaturas malvadas que están tratando de matarte, y lo único que tienes para defenderte es tu báculo de Bridge of the Sprits. Con eso, y con ayuda de los Rot, puedes derrotar a estos enemigos.

Véanlos llevar ese cubo.

En el trayecto también deberás encontrar diferentes rutas por donde avanzar, ya que frecuentemente éstas están cerradas de un modo u otro. También deberás encontrar por dónde escalar varios lugares. Algo así como un mini-Uncharted, en que viajar de un lado a otro es casi un puzzle.

Ocasionalmente también tendrás que mover objetos de un lado a otro utilizando tus Rot, ya sea para abrir puertas o acceder a lugares donde no podías acceder antes.

Kena Bridge of the Spirits
Tiene paisajes muy bellos.

Con cada área además obtendrás distintas habilidades que te ayudarán a progresar a las siguientes. Es decir, el juego tiene un orden y debes resolverlo en ese orden, porque si no no tendrás las herramientas suficientes para explorar.

Conoce sus historias, y ayuda a los espíritus

Kena Bridge of the Spirits te cuenta la historia de esa aldea, y la historia de sus habitantes. En cada área debes conocer un relato distinto. Éstas historias están llenas de corazón, y son muy tiernas. Sinceramente me gustaron mucho, y me parecieron historias poderosas, aunque un poco similares.

Tendrás que ayudar a un hermano que sufre de gran culpa, una mujer que se excedió al tratar de ayudar a la aldea y un hombre que hizo absolutamente todo lo que podía, y aún así falló. Por que a veces la vida es así.

Además, el trabajo de animación del juego es en verdad espectacular. Si ves un fragmento, quizá incluso pienses que se trata de una animación de Pixar o de un estudio mucho más grande, y que éste no es su primer juego.

También son efectivos narradores, haciendo que te importen estas pobres personas y su sufrimiento en pocos minutos. Todos son muy tiernos, y están envueltos en una nostalgia y melancolía parecida a la de Spiritfarer. En fin, es un juego atmosférico que hace que sigas jugando no sólo por sus mecánicas, si no por las cosas que te están contando.

Más difícil de lo que parece

Quizá pienses, cuando ves a todos estos personajes tiernos, que el juego es fácil. Estarías equivocado. No lo voy a llamar Dark Souls, pero el combate es más complejo de lo que parece en un principio, y si quieres triunfar sin sufrir, tendrás que hacer uso de absolutamente todas tus habilidades.

Por fortuna, las habilidades no son difíciles de obtener. Con que avances por el juego, prestando atención a tus alrededores, tendrás suficientes puntos para poder desbloquearlas; lo que te hará más fácil el resto del camino.

Entonces mi consejo es éste: presta atención a todos lados, pues hay secretos, Rot, sombreros y más escondidos ahí. También presta atención a los movimientos de tus enemigos, pues tendrás oportunidades de bloquear, evadir o hacer parrys en los momentos correctos.

Explota todas las habilidades que tengas disponibles, especialmente el Rot, ya que tu báculo solito no será suficiente para derrotar a los enemigos más fuertes.

Y definitivamente no te descuides. Los enemigos pueden derrotarte muy rápidamente. Hacen mucho daño. Con sólo tres golpes puedes quedar ya en el suelo, y las oportunidades para recuperar vida son pocas.

Pero no lo tomes a mal. Esta dificultad hace divertido el juego, y hace que prestes atención en todo momento. No es frustrante ya que siempre reinicias en lugares cercanos, y no pierdes nada con volver a intentarlo. Así que disfrútalo.

Un título hermoso, muy recomendado

Aunque no extremadamente largo, la verdad es que es un juego al que no le sobra nada. Cada área está repleta de secretos y cosas que hacer, tanto la primera vez que pasas como si decides detenerte a explorar más.

Los enemigos son fuertes, pero no despiadados, así que aprenderás a pelear como se debe pero sin sentir que te frustras o pierdes el tiempo. Cada combate es emocionante por lo mismo, incluso si la variedad de enemigos no es enorme. Digamos que son suficientes para tener algunas sorpresas, incluso al final.

La animación, también, es espectacular. El nivel de detalle con el que se mueve Kena me parece increíble, y cada paso que da está lleno de personalidad. Se ve que el estudio ama a sus personajes, y le pusieron esmero a todos.

Sólo vean a Kena correr. La manera en la que rebota su ropa con cada paso, agita el brazo flaquito hacia atrás enérgicamente y cómo carga su báculo es increíble. Sinceramente un trabajo de animación de próximo nivel. Eso sin hablar de las cutscenes en sí, que podrían ser una película animada ellas solas.

Qué tiernos son los Rot

Sólo tengo dos quejas, realmente. Quizá tres.

Una de ellas es que el juego tiene un problema de rendimiento un poquitín raro. A veces, mientras vas corriendo, sientes como si se atorara durante una fracción de segundo, saltándose un paso de Kena. De inmediato sigue corriendo, pero es notoria la manera en la que se detiene. No hay mucho que hacer al respecto.

La batalla final está chida. Excepto que no tiene checkpoints y está larga y algo difícil. Así que si te mueres tienes que empezarla desde el principio. Para una pelea algo compleja, se me hizo excesivo no tener checkpoints.

Algunos pensarán que es algo corto. La verdad por el precio a mí se me hace bastante adecuada la longitud y la calidad del juego, pero si esperas un juego que te dure cientos de horas, pues no es éste. Lo completarás en unas 15 horas a lo mucho. Algo más si realmente piensas conseguir todos los Rot y sombreros que hay escondidos en el mundo.

Lo mejor según Apolo

  • Un trabajo de animación y de personaje de verdad espectacular. La calidad de ambos es de verdad impresionante.
  • Los Rot son adorables y dan ganas de encontrarlos, aunque algunos estén muy bien escondidos.
  • De inmediato cae bien Kena, y estaría increíble verla en más juegos del estudio.
  • Explorar el mundo se siente muy natural. Llena de curiosidad ver qué encuentras, y todo es muy hermoso.
  • Al juego no le sobra nada. No tiene relleno, sólo buena historia, combate y exploración.
  • Una de las historias es LGBTQ+, y está muy bien contada.

Lo peor según Shepi

  • No es muy largo. Si quieres un juego eterno, éste no es lo que buscas.
  • La batalla final sin checkpoints sí fue un pequeño fastidio.
  • ¡No encontré todos los Rot! Están muy bien escondidos. (No le hagan caso a las quejas de Pepino)
  • Ese error de rendimiento super raro sí me sacó del juego varias veces.

Kena Bridge of the Spirits está disponible para PS4, PS5, y PC.

Ésta reseña corresponde a la edición de PS5. Aunque es exclusivo por el momento, también llegará Xbox Series X.

Acá más reseñas.