One Piece Grand Cruise es un showcase de lo que se puede hacer en VR, pero… [Reseña]

Siempre hay un pero con estas cosas. One Piece Grand Cruise es un “juego” en realidad virtual para PlayStation en el que visitas el universo de One Piece para hangear con la tripulación del Thousand Sunny, pelear contra Marines y derrotar un Kraken. Es el juego One Piece VR que yo no quería.

Y ya. De manera bastante literal, eso es todo lo que hay en el juego. Si te tardas una hora en terminarlo me parece demasiado, y aunque el título sabe que es ultra corto (sólo cuesta 10 dólares), de cualquier manera me estoy preguntando si vale la pena.

El juego comienza contigo y otros “reclutas” llegando al Thousand Sunny, donde recibes una bienvenida por parte de una caracol. Después aparece Luffy y Chopper a preguntarte cómo estás y quién eres. Es lindo verlos de cerca, especialmente a Chopper – a quien tienes que ver hacia abajo por lo pequeño que es.

Pero la interacción con los personajes es mínima, realmente sólo puedes voltear para todos lados desde un punto completamente fijo. Después te dan a escoger si quieres visitar la habitación de las chicas, o ir a la cocina con Sanji. Ahí tienes unas cortas interacciones con Nami, Robin, Chopper y Sanji. La verdad es que verlos y escucharlos de cerca es muy lindo, pero de ningún modo significativo.

El mini juego en sí en One PIece VR

Hay dos mini-juegos involucrados. El primero de ellos es derrotar a un grupo de Marines que disparan sus cañones hacia ti. Debes de apuntar tu cañón usando el sensor de movimiento del control, y el equipo que más puntos tenga al final gana.

El mini-juego del Kraken es muy similar, excepto que en lugar de darle a balas de cañón le das al mismo Kraken. Sin sumamente similares, y se controlan igual.

One Piece VR

A menos que seas el fan número uno, no vale la pena

Lo digo como fanática de One Piece y además como persona que está apostando por la genialidad del VR, creo que NO es una experiencia esencial en ningún sentido. Incluso a 10 dólares es excesivo.

Si algún día lo encuentras en oferta por 5 o menos, o de plano estás muy sediento de contenido en VR, sí cómpralo. Pero antes, no por favor.

 

Si quieres ver más reseñas como éstas, hazlo aquí.