Snake Pass, cuando un juego hace que ames a las serpientes

Snake Pass no es un juego como los demás. Para empezar, en él juegas como una serpiente que se desliza por el suelo. No saltas, no corres. Te deslizas. Todo el juego está basado en precisamente eso.

Los controles

Para deslizarte debes presionar R2, mientras que la palanca izquierda sirve para dare dirección. Hay un botón para alzar tu cabeza. Sí, un botón entero para eso. L2 te ayudará a aferrarte a las superficies, pero yo no confiaría en él. Y en caso de una emergencia, tu amigo colibrí levantará tu cola con triángulo.

Sí, tienes un amigo colibrí que levanta tu cola.

Como podrás ver, los controles son muy distintos a un juego tradicional, y eso requerirá un ajuste, no voy a mentir. Sin embargo, el mismo título hace un trabajo bastante decente de explicarte qué es lo que debes hacer. Pero no te engañes, el juego es difícil de dominar, y muchas veces podrías sentir toda la frustración del mundo. Es parte de la diversión.

Lo que debes hacer en Snake Pass

El objetivo de Noodle, la serpiente, es obtener distintas piedras de colores que activan puertas a otros mundos. Durante estos retos la gravedad será tu peor enemigo, pues si no estás bien agarrado de una superficie caerás al vació. Caerás al vacío con terrible frecuencia – hasta que algo haga click en ti.

Sin embargo, una vez que llega ese momento el juego se vuelve hipnótico. Ser una serpiente es entretenido y retador, es un juego en el que debes pensar cada uno de tus movimientos para triunfar. Cada plataforma sobre la que te enrollas es un reto.

Sin embargo, tú mismo puedes elegir la dificultad del juego hasta cierto punto. Ya que solamente tres rocas son absolutamente necesarias para seguir avanzando, y los demás coleccionables son completamente opcionales. Todo dependerá de qué tan audaz te estés sintiendo.

Mira todos esos colores

Uno de los fuertes del juego es lo lindo, expresivo y colorido que es. Noodle resalta coloridamente sin importar sobre qué nivel te encuentras. Es además muy expresiva tanto con los ruidos que hace como con su cara. De hecho, verla reírse me hace reír a mí.

Los niveles iniciales son algo parecidos gráficamente, con muchos verdes y azules. Por lo tanto el inicio podría ser repetitivo en ese sentido. Sin embargo, conforme avanzas también cambian los colores de los niveles así que no creas que todo el juego será así.

Sólo 20 dólares

El juego está en distintas plataformas por un juego aproximado de sólo 20 dólares. Para un juego relativamente corto pero muy bien hecho y distinto, me parece el precio perfecto. Ojalá más juegos encontraran el precio perfecto como Snake Pass.

Lo puedes encontrar en PS4, Xbox One, PC y Nintendo Switch.