Spider-man de PS4 me hace muy feliz, pero tiene sus cosas

Spider-man de PS4 hace muy bien muchas cosas, la primera y la más importante: es muy disfrutable. Desde el primer momento descubrir Nueva York de la mano de Peter Parker es satisfactorio y divertido. De esas experiencias que solo los videojuegos nos pueden dar.

Los moves de Spidey

Columpiarte por edificios, saltar de un lado a otro, correr por paredes, colgarte de lugares se siente bien y como ya les decía, te da ganas de explorar la ciudad.

Otra cosa que funciona muy bien es el combate. Es genial lanzarle telarañas a los enemigos para después pegarlos a las paredes, o los ataques sigilosos en donde Spidey cuelga a los enemigos de luces. Además, cada traje que desbloqueas también desbloquea un poder especial. Algunos te electrocutan, otros te dan más defensa, le agrega un elemento al combate, con los que puedes hacer diferentes combos.

Boom

En general el combate es muy divertido, aunque a algunas veces que iniciaba los combos no podía detenerlos o Spidey hacía algo que no quería que hiciera. El problema es que muchas acciones en combate funcionan con los mismos botones y cambian dependiendo de la situación (son contextuales, pues); entonces a veces quería seguir con mi combo aéreo y jalar a un enemigo hacía arriba, pero ya que estaba un poco más cerca del suelo,  más bien intentaba quitarle el arma a los enemigos. Porque ambas acciones se hacen dejando presionado triángulo.

La historia

En el juego, Spidey ya tiene un tiempo con sus poderes y además, ya dejó de trabajar en el Daily Bugle. Ahora tiene un trabajo creando prostéticos “para cambiar el mundo” con el doctor Otto Octavius, ayuda en FEAST (un refugio para personas sin hogar) a su tía May y ya no anda con Mary Jane. 

La historia funciona y tiene un final trágico que se lleva muy bien con el tema del juego. Todo el juego vemos a Spidey lidiar con sus diferentes responsabilidades, su trabajo, sus relaciones, sus súper poderes y, tal como en la primer película, su responsabilidad con la gente que salva. Salvar a la gente es un peso grande para este súper héroe.

Spider-man pasa por momentos muy difíciles y toma decisiones que yo no esperaba ver en un juego con una historia tan “ligera”. Aún cuando Spidey se la pasa bromeando, el fondo es intenso.

Uno de los mejores puntos de la historia son los diálogos entre Yuri (la amiga policía de Spidey) y Spider-man, así como los que tiene con Mary Jane. Los más malos, a mi parecer son los de Miles Morales. En realidad nunca me creí que un adolescente fuera tan… bueno y aburrido. 

Claro que a los diálogos ayuda mucho el excelente voice acting. Jugué todo en inglés y lo disfrute mucho. 

Las gráficas

¡El downgrade! ¡Los charcos! ¡Escándalo! Nah, la verdad es que la ciudad de Nueva York luce muy bien, tanto en momentos de juego, como en las cinemáticas. Uno de los mejores puntos del juego, sin duda es lo bien que se ve la ciudad. Hay pocas cosas más bellas que ir a  la cima de un edificio y mirar lo bien que luce el skyline en el atardecer. 

El modo fotográfico

Ya que la ciudad luce tan bien, te invita a tomarle fotos, por lo que se agradece el moto fotográfico del juego. Seguramente viste por todos lados las selfies de Spidey, pero más allá de eso, tiene marcos, stickers, filtros, y algunas cosas más que, bien podrían permitirte crear tus propias historias de este héroe arácnido. 

Lo malo

Miles Morales y Mary Jane

Supongo que esto es un spóiler así que ya les advertí.

A lo largo del juego, hay varias misiones de stealth con Mary Jane y Miles Morales. El problema de ellas, sobre todo las de Miles, es que son muy inconsecuentes con el resto de la historia. Si fuera un anime, sería un episodio de relleno. 

Las de Mary Jane sí llegan a ser más interesantes, y de hecho, MJ es importante para la historia. Ah y tiene unas líneas épicas. Recuerdo una en la que dice algo como “a veces creo que toda la historia de la humanidad son hombres disfrazados y peleándose“.

El problema de ambas es que las secciones se parecen mucho y creo que podríamos prescindir de algunas (casi todas las de Miles y algunas de las de Mary Jane) porque son repetitivas y no son interesantes. 

Sidequests tontas

El mapa de Nueva York está lleno de cosas que hacer. Quizá demasiadas.

Marvel’s Spider-Man_20180915010950

Hay algunas interesantes y que te da muchas ganas de completar, es más hasta colectar mochilas o tomarle fotos a lugares es una parte linda del juego y hace sentido con el personaje.

Hay otras, como las de Black Cat que dan pie al DLC que vendrá pronto (sí, habría sido mejor que estuviera en el juego central); pero bueno, al menos esa tiene un buen regalo cuando lo logras.

Además, están las retadoras, las del Taskmaster, que sí pueden llegar a ser complicadas (sobre todo si quieres sacar la calificación más alta) y que igual tienen un buen final. Aunque de éstas quisiera que no tuviera que perseguir drones, ni desactivar bombas. Se siente poco cohesivo, sobre todo porque, si bien andar de un lado a otro en la ciudad en telaraña es divertido… no es nada preciso. ¿Por qué no sólo retar las habilidades de combate de Spidey?

Finalmente, están las aburridas, como las research stations que siempre empiezan igual: tienen una historia ahí medio tristona de Harry Osborn que no puedes saltarte aunque en verdad quisiera que sí.  Ah y te ponen a hacer cosas pues… muy tontas, como vacunar peces (no estoy bromeando) o perseguir palomas.

Creo que en el afán de llenar el juego de contenido, olvidaron que las sidequests tienen que ser divertidas. O de menos, tener algo que ver con la historia. Habría sido genial tener sidequests ligadas a los villanos que están en el juego, a sus contextos o las razones por las que odian a Spider-man. Lo que me lleva al siguiente punto.

Poco desarrollo de los villanos

Dejando de lado a los dos villanos principales, los demás están ahí para que Spidey tenga cosas que golpear antes. Me habría gustado ver más de estos villanos: historias, sidequests, algo que hiciera el pegarles tener más sentido que solo porque es un súper villano y yo soy un súper héroe.

Amaziiing Spider-man

En realidad, el juego es muy bueno y divertido, y sí tiene sus cosas, pero seguro te la vas a pasar bien. Aunque si no has jugado God of War (otro exclusivo de PS4) mejor juega ese antes.