Super Mario Party regresó a sus orígenes (y eso es muy bueno)

Hasta ahora, he jugado Super Mario Party en Switch con icep4ck, con amigos que no juegan videojuegos, con familia y la he pasado bien en todas esas ocasiones (excepto cuando icepack me gana).

Es un juego que me hace recordar los buenos momentos de Mario Party 2 en Nintendo 64 donde cualquier cosa puede pasar y aún si ya te sabes los minijuegos de memoria, el tablero es traicionero.

Los cambios

Una cosa que cambia en este título es que cada personaje tiene un dado único, los cuales cambian los números en cada cara. Algunos son muy arriesgados, como el de Bowser Jr. y Bowser, que tienen números más altos, pero también 0s o muchos 1s. Otros dados más bien, van a la segura, como el de Daisy que tiene muchísimos 4s. Otros te sirven para colectar monedas, ya que tienen caras que sólo te dan monedas, pero no te ayudan a avanzar.

Otra adición son los aliados. En los diferentes modos de juego encontrarás diferentes formas de agregar a personajes a tu equipo. ¿De qué sirven? Ellos también tiran dados que suman a la cantidad de espacios que puedes moverte. Además te permiten usar sus dados y hay minijuegos en los que aparecen en el juego para ayudarte.

Los modos de juego

En esta edición hay muchos modos de juegos distinto y cosas que hacer. Ellos son: 

Mario Party

Este es el modo de juego normal en el que compites con hasta 4 personas y tiras dados para avanzar en un tablero con casillas. El ganador es quien más estrellas consiga, las cuales tienes que comprarle a Toadette quien se mueve alrededor del tablero.

Después de que cada persona tira los dados y avanza en el mapa, se juega un minijuego de distintos tipos: 1v3, todos contra todos, o 2v2. También hay minijuegos en donde tienes la oportunidad de ganar más monedas y otros en donde apuestas monedas y compites para ganarlas.

Unos más también incluyen a los aliados de todos los personajes. Por ejemplo, uno en el que tiras una cuerda se vuelve más complicado si tu enemigo tiene más personajes de su lado.

Partner Party

En este modo te alías con una persona y te enfrentas a otros dos, pueden ser otros jugadores o con dos personajes de la computadora. Tú y tu aliado lanzarán el dado a la par, se sumará el resultado y avanzarán esa cantidad de espacios.

Otra diferencia con el modo Mario Party es que no hay casillas marcadas en el tablero, sino que está dividido en cuadros y avanzas en la dirección que quieras. Dependiendo de tu estrategia podrías querer ir primero por monedas o casillas de evento, antes de correr por la estrella. O dividir al equipo en dos y que uno vaya por la estrella y el otro intente colectar ítems y aliados.

River Survival

Este es un modo cooperativo con hasta 4 personas. No hay nada de competencia y más bien los minijuegos te retan a obtener una mejor puntuación en conjunto. Es ideal para después de que ya perdiste a todos tus amigos por el modo normal.

Por cierto, en este modo no hay tablero, más bien vas remando por un río y buscando minijuegos para que no se te acabe el tiempo antes de llegar al final. Cuando digo remando… quiero decir, de verdad remando. Tendrás que mover tu joy-con hacia adelante y atrás para avanzar en el bote y colaborar con los demás para decidir hacia dónde ir. A veces no resultará muy bien y acabarán chocando con rocas o peces. 

Sound Stage

Es un modo competitivo con juegos únicamente basados en ritmo. Hay unos súper difíciles y otros muy divertidos. Me gustaría que hubiera algunos más. 

Finalmente hay otro par de modos para competir únicamente en minijuegos. Uno en particular es bastante divertido, ya que te permite conquistar un tablero y aún si no eres muy bueno en los minijuegos tendrás oportunidad de ganar. 

Challenge Road

Este es el modo de un jugador, en el que hay varios mundos que debes conquistar venciendo un score determinado en los minijuegos. Hay unos que de verdad son súper difíciles y que me costaron mucho trabajo. Además, ya que están TODOS los minijuegos, definitivamente te tomará tiempo llegar al final.

Mariothon En línea 

Uno de los puntos más débiles del juego y una de las cosas que me hacen decir ¿WTF, Nintendo? El modo básicamente se trata de competir contra otros jugadores en puros minijuegos. Entonces se convierte en una competencia basada en tu habilidad.

Pierde lo divertido muy rápido, al menos para mí, porque yo no juego Mario Party para ser súper hardcore con los minijuegos, sino para pasar un buen rato. 

No entiendo por qué no hay un modo más casual o un modo de tablero normal para jugar con tus amigos (o desconocidos) en línea. 

Los minijuegos

En este título hay 84 minijuegos diferentes y la verdad se nota. En todas las veces que jugué (que no fueron pocas) sólo sentí que se repitieron un par. Así que al menos en variedad cumple muy bien. 

La calidad de los minijuegos también es muy buena. Hay unos en los que te lanzas pasteles, otros, como les contaba más basados en ritmo, unos más que se sienten muy clásicos en los que debes subir un poste antes que nadie o tirar a todos de un stage redondo.

Algo que apreció mucho de este Super Mario Party es que, si bien necesitas controles de movimiento para muchos de los juegos, todo se siente muy orgánico. Es decir, no hay un gimmick que sea el principal, como el juego asimétrico en el caso del WiiU o el uso de un micrófono o algún gadget adicional. 

De hecho, me parece que el uso de los sensores de movimiento es muy acertado, ya que los joy-cons son pequeños y resulta cómodo hacer acciones con ellos en lugar de ser preciso al moverte con el joystick. 

El azar es el rey

Como en un buen Mario Party, tu suerte influye mucho en si ganarás o no. Porque sí, quizá puedas ganar en los minijuegos, pero si Toadette decide siempre colocar la estrella lejos de ti, de nada te va a servir. También hay muchas acciones aleatorias con las que puedes robar monedas o hasta estrellas, o igualmente perderlas.

Esto convierte al juego en algo muy divertido y sí destruye amistades como los buenos Mario Party deben ser. De hecho, no lo recomendaría para jugar tu solo, si bien el modo de un jugador es muy extenso, el juego es mejor con amigos compartiendo sillón. 

Super Mario Party es una entrega llena de contenido y cosas divertidas que hacer, con valores de producción altísimos: la música, el arte, el diseño de los boards y minijuegos es excelente, y más allá del hiccup del juego en línea, es un GRAN juego de Mario Party y sin duda indispensable para tu colección de Switch.