Entre más juegas, más sentido tiene el terrible nombre que le pusieron. No deja de ser malo, pero al menos puedes ver de dónde venían sus pensamientos. Sí, sí hay muchos triángulos, y sí, también hay mucha estrategia, aunque no necesariamente en el mismo lugar todo el tiempo. Triangle Strategy es un juego que se atreve a darte hora y media de explicaciones al inicio para que sufras tomando decisiones al final, y no lo hace nada mal.

Estrategia triangular, Game of Thrones sin desnudos ni dragones

En Triangle Strategy juegas como Serinoa, un joven patriarca de la casa Wollfort, vasallo del Rey Ragna del reino de Glaucoburgo. (Ya saben para dónde va a esto y porqué se parece vagamente a Game of Thrones, ¿verdad?) Tu mejor amigo es el príncipe Roland, segundo príncipe de Glaucoburgo, a quien conoces desde que eras un niño.

Triangle Strategy y el amor entre Serinoa y Frederica

El juego comienza con la llegada de tu prometida, una mujer de cabello rosa llamada Frederica, que tiene sus propias conexiones complejas. Es media hermana del archiduque de Fraguahelada, la nación al norte del país, especialistas en herrería y hierro. Pero su cabello rosa delata otra conexión, es miembro del pueblo de los rosé, quienes son esclavos de la nación al sureste, Dunálgida.

Te acompaña tu fiel consejero Benedict, cuya lealtad a la casa Wolffort específicamente no conoce límites.

Aunque el juego comienza cuando las tres naciones están en paz, y a punto de firmar un pacto duradero gracias a un nuevo recurso que se ha encontrado en las tierras de Wolffort, éste no sería un juego de estrategia si no hubiera guerra en algún lugar. Así que spoilers, eventualmente estalla la guerra.

Triangle Strategy y mucha intriga

Un inicio lento, pero justificado

Aunque sí creo que seguro hay mejores maneras de presentarte toda la información que tienen que darte, al menos un poco mejor que picarle al botón A durante hora y media, también creo que todo lo que te dicen es contexto absolutamente necesario para el resto del juego.

Esto es un RPG, así que desde luego hay varios caminos por escoger. En el prólogo te presentan a todas las naciones involucradas, así como los personajes que se convertirán en tus enemigos – o aliados – según las decisiones que tomes. Y pronto estarás tomando decisiones que afectarán el resto del juego.

Por ejemplo, una de las primeras decisiones que tomas es si visitarás la nación de Dunálgida o visitarás la nación de Fraguahelada. Hacer esta visita te dará mucho más contexto sobre cada nación, por lo que lo que parecía en un principio un buen lugar para vivir, pronto parecerá como un infierno. O no.

Así que sí, advertencia, el inicio del juego es bastante lento y con poco gameplay más allá de elegir algunos diálogos. Y sí, se tarda bastante en llegar a las peleas que es la razón que más emociona a los jugadores de SRPGs. Pero tenle paciencia y serás bien recompensado.

Triangle Strategy y su combate

Escoge según tus convicciones

El juego no se llama Triangle Strategy por nada. Además de tres naciones y tres aliados que debes considerar, también hay tres convicciones que puedes tener como Serinoa, patriarca de Wolfort. Estas convicciones suben dependiendo de las decisiones que tomes (así como cosas medio random como recoger algunos ítems en batalla, pero asumo que son menos puntos que las opciones de diálogos). Éstas convicciones están escondidas. Durante tu primer Run sólo sabrás que tus convicciones fueron reforzadas por x o y razón, pero no sabrás cuál de las tres disponibles.

Digo, no es como si no lo pudieras deducir. Algunas respuestas son claramente pensando en términos prácticos, otras son mucho más idealistas y otras más están enfocadas en la libertad. Pero el hecho de que sean invisibles ayuda a que escojas con sinceridad, al menos la primera vez.

Estas convicciones cambiarán los personajes que se unan a ti, y también cómo convencerás a algunos de tus aliados a seguirte en tus decisiones.

Lo interesante de este sistema es que realmente no hay decisiones “buenas” y “malas”. Porque a fin de cuentas todas las decisiones que tomes tendrán sus pros y cons. Sólo por tomar cierta decisión no quiere decir que seas un villano, y lo mismo para el otro lado. (Excepto Idor, porque fuck him).

Triangle Strategy

No olvidemos el combate

La historia muy bonita y todo, pero la principal razón por la que quería jugar Triangle Strategy era el combate. Éste es estrategia por cuadrícula, pero a diferencia de Fire Emblem en el que cada equipo tiene un turno, aquí tus movimientos se rigen por la velocidad de cada unidad.

Así, si tienes unidades muy rápidas, su turno será antes, mientras que tus unidades más lentas seguro pasarán hasta después de las unidades enemigas. Puede que ni siquiera alcancen a moverse antes de que las maten, lol. (Me pasó).

Además de esto, también importa en dónde están parados y en qué dirección están viendo. La altitud de terreno también es un factor considerable, especialmente para arqueros y unidades con ataques a distancia.

Switch GIF - Find & Share on GIPHY

Es de vital importancia que sepas colocar tus unidades, ya que de otro modo pueden rodearlas y hacerles críticos. En una sola ronda podrían morir.

En tu favor tienes gran variedad de unidades, incluso sin las unidades que se unen a ti conforme avanza el juego. Tendrás magos, lanceros, espadachines, tanques y otras cosas más raras como un mercader que puede hacer que los enemigos se traicionen entre sí, o una niña que hace un señuelo de sí misma (por qué dejan a esta niña, claramente como de 6 años, en batalla, es uno de los misterios de la vida).

Switch GIF - Find & Share on GIPHY

Cosa importante, y una gran diferencia con Fire Emblem en difícil, es que no hay muerte permanente de tus unidades. Esto, más que cualquier otra cosa, cambia por completo las estrategias que tienes disponibles, ya que puedes, por ejemplo, sacrificar una unidad para dividir las fuerzas del enemigo sin consecuencia mayor. O ganar con combate a distancia aunque sólo te quede una unidad si no son incapaces de alcanzarla.

De cualquier modo, es más divertido intentar ganar sin que se muera ninguna de tus unidades, pero debes de saber que no hay consecuencia mayor por esos fallos.

Por otro lado, incluso si pierdes la contienda te quedarás con todos tus puntos de experiencia, por lo que a veces ir a perder una batalla con tus unidades de más bajo nivel es una buena estrategia para grindear.

Switch GIF - Find & Share on GIPHY

Gran variedad de mapas, todos bonitos, todos chiquitos

Cada batalla está atada de manera muy real a la historia. De hecho hay varios lugares en los que exploras, conoces gente, hablas y demás, que después se convierten en campos de batalla. Es un cambio de perspectiva interesante, ya que puedes ver ambos lugares antes y después de la guerra. Algunos de los mapas incluso cambian considerablemente después de cada batalla, por tu mano.

Por ejemplo, hay batallas que libras en puentes, rodeado por ambos lados. Otras batallas serán en pueblos o ciudades, en las que te puedes subir a techos y esconder en recovecos. Otros mapas serán en campo abierto, sólo con algunas trincheras cuidando de ti. El mapa es, desde luego, de lo que más afecta tu estrategia y tus decisiones. ¿Persigo al enemigo o lo espero en este puente? ¿Es mejor subir la montaña con esta unidad y así aprovechar el terreno, aunque quede aislada? Y cosas por el estilo.

El estilo gráfico del juego se presta perfectamente para estos combates en cuadrícula, con sus pixeles siendo un reflejo del gameplay mismo. Este estilo 2D HD es absolutamente hermoso y un acierto en todos los sentidos. Además de verse bonito, siempre sabes bien la posición de tus unidades, y tampoco hay confusión acerca de la altura. Puedes mover la cámara libremente, y en ocasiones será necesario para poder ver los ángulos muertos del mapa (por ejemplo, si tus unidades quedan detrás de un edificio). Pero en general, la cámara fija te será suficiente.

¡La música también es espectacular! No me cabe la menor duda de que se convertirá en un soundtrack clásico, favorito de los gamers que los jueguen, en muy poco tiempo. Es hermosa, emotiva y catchy. A pesar de que estarás bastante tiempo en cada zona, nunca cansa, y hasta vas a empezar a tararearla, especialmente la música de batalla.

Miren qué bonitoooooooooo

Mucha historia principal, pocas sidequests

Una cosa bastante rara es que los personajes que se te unen, se te unen de una manera más bien random. Se unen a ti dependiendo de tus convicciones, y tú no sabes concretamente, aunque puedes intuir, por qué convicción se unieron a ti.

Cuando un personaje se quiere unir a ti, aparece una notificación en el mapa. Ahí puedes picar un botón y entonces inicia una pequeña cutscene en la que el nuevo personaje dice básicamente “estás chingón, ¿me puedo unir a ti?” y entonces se une a tu ejército.

Sinceramente creo que ésta es la parte más débil del juego, porque, aunque hay gran variedad de personajes que se unen a ti, al final sabes MUY poco de ellos. Después puedes toparte con nuevas cutscenes, si llegas a suficientes puntos de convicción, pero aún así son bastante pobres.

Aunque sí sientes una relación más cercana con los miembros del grupo con los que estás desde el principio, los que se unen a ti después se sienten MUY secundarios y un poco deshilados del resto. En combate son muy útiles, pero al final no los conoces mucho y los medirás solamente en lo útiles que son sus habilidades, y no en si te caen bien o mal. Me hubiera gustado sentir que sus historias estaban más hiladas a la historia principal y a ti.

Vive con tus decisiones

Aunque no hay permadeath, de cualquier manera hay decisiones que no tienen vuelta atrás. Sólo que éstas no se dan en el combate sino fuera de él, de manera política.

En ocasiones tu camino podrá dividirse en dos, o incluso en tres. Ocasionalmente la respuesta es clara, o depende solo de tus deseos, pero en otras ocasiones no sólo son difíciles sino que éstas cambiarán el rumbo de la historia.

Y no sólo eso, éstas decisiones no dependen sólo de ti, sino de tus compañeros de grupo. En efecto, debes convencerlos de que tu decisión es la correcta, y que voten de tu lado en la balanza de las convicciones.

Si no logras convencerlos, entonces tendrás que acatar la decisión de la mayoría, aunque tú no la hayas apoyado. En general, no es difícil convencer a tus compañeros de apoyar tu decisión, y realmente sólo una vez perdí la votación. Pero eso no quiere decir que no tengas que prestar atención. Si lo haces muy mal, no podrás convencer a tus aliados.

Esta parte del juego me pareció bastante interesante, ya que realmente debes vivir con tus decisiones – nada de que sólo te dan un slide show de lo que pasó.

Esto es especialmente cierto en una decisión importante del juego, cuando resta alrededor del 25% de él. El juego cambia drásticamente según lo que decidas en ese momento, y tienes que vivir con eso hasta el final. Aquí es donde realmente sientes que cada uno de estos personajes tiene sus convicciones, y algunas de ellas son inamovibles.

Obviamente puedes tener varios save files y ver las consecuencias de otras decisiones, y de hecho el juego te facilita eso al tener un NG+ en el que muchos de sus sistemas son más transparentes, para que puedas ver más finales y otros caminos si así lo deseas.

Si aún quieres más juego, se abrirá un modo NG+ cuando termines el juego por vez primera.

En fin, lento pero con un muy buen pay off

Como dije, el juego inicia bastante lento, y si eso fuera la único que hubiera jugado sería muy difícil recomendarlo. Por fortuna, se trata de un juego relativamente largo (me tardé entre 30 y 40 horas en completarlo con dos finales (hice trampa y me moví de save file)). El set up inicial es crucial para poder tener el plano político completo del juego, y que sientas que la intriga es importante, y no solo la guerra.

Sí, creo que podrían haber agilizado algunas partes, y una mezcla mayor de combate en sus inicios hubiera ayudado mucho. Pero de cualquier manera, termina siendo un juego que disfruté mucho, con varios twists inesperados y con algunos enfrentamientos ideológicos que me parecieron interesantes.

El combate también es muy bueno, aunque quizá hubiera valido la pena para mí jugarlo en difícil y no en normal como lo hice. Pero bueno, el chiste es que tienes opciones.

Por otro lado, si estás esperando algo más como Fire Emblem en el que puedes ligar con varios personajes, éste no es eso. Es mucho más parecido a, digamos, un Final Fantasy con combate de estrategia, que un dating sim con estrategia como es Fire Emblem a veces.

Puedo decir que me gustó mucho y lo recomiendo si estás sintiendo un vacío de juegos de estrategia en cuadrícula en tu corazón. Juégalo especialmente si te gusta el bonito estilo gráfico y no te importa demasiado tener que leer o escuchar MUCHOS diálogos. Juégalo si no te importa leer la palabra Sal y Gran Guerra Ferrosalina un millón de veces.

Pero si no has jugado Fire Emblem Three Houses, quizá juega ese primero. Ése todavía no ha sido destronado en mi corazón. Creo, especialmente, que la muerte permanente, que me hace sufrir, es un factor importante en lo mucho que disfruto estos juegos de estrategia. Así que sí lo extrañé un poco.

apolo

Lo mejor según Apolo

  • Un estilo gráfico precioso, 2D HD con grandes efectos de partículas. Las magias en especial se ven re-lindas. Los sprites y mapas tienen mucha personalidad y tienen un estilo muy único que hará fácil identificarlo como Triangle Strategy siempre.
  • Además de la presentación, la música es espectacular. Me encontraba tarareando la música muy seguido mientras jugaba.
  • Serinoa es muy lindo y me cae muy bien. Es un gran personaje principal, con el que puedes sentir el peso de tus decisiones.
  • De hecho, el cast principal está bastante cool, especialmente los personajes más importantes. Roland, Benedict, Frederica y Serinoa – realmente puedes sentir la diferencia en sus convicciones y por qué te dicen lo que te dicen.
  • El sistema de convicciones es interesante, porque muchas veces no hay una sola respuesta correcta. Entonces decidir es difícil, y las cosas no son siempre blanco y negro.
  • El combate es entretenido y no es fácil, incluso en normal. Habrá veces que tendrás que reiniciar la batalla porque no sabes cómo triunfar. Por fortuna, el juego es bastante amable y no sientes que pierdes tu tiempo aunque pierdes, ya que conservas tu experiencia.
  • El juego respeta tu tiempo con la posibilidad de acelerar o saltarse diálogos, así como acelerar la batalla. Todo con el botón R.
  • El juego está disponible en japonés y en inglés. Con subtítulos en varios idiomas, incluyendo español. Lo malo, principalmente es que sólo está en castellano y no en español latinoamericano.

Lo peor según Shepi

  • El inicio puede hacer que muchos desistan de seguir jugando. Es lento y tiene demasiadas palabras, cuando aún no has sentido lo bonito que es el combate. Debe haber manera de agilizar esto.
  • Los personajes que se unen a ti a través del menú se sienten bastante random. También la manera en la que se unen a ti, como que no se siente que lo pensaron demasiado. Hay poco desarrollo de esos personajes también, y no se siente que tengan un peso en la historia. Es bonito tener más, y sus habilidades en combate están cool, eso sí.
  • Hay demasiadas cosas a las qué subirle de nivel. No sólo tienes que subir de nivel tú, también tienes que mejorar tu clase, mejorar tu clase de arma y también mejorar diferentes aspectos de tu arma en sí. Pasarás algo de tiempo en esos menús.
  • Sin permadeath puedes ser descuidado y atravancado en batalla, perdiendo algo del aspecto estratégico. Claro que eso lo puedes agregar tú manualmente al reiniciar la batalla cada vez, pero me gustaría tener la opción de sufrir más.

Triangle Strategy es un juego exclusivo de Nintendo Switch. Ya lo puedes adquirir en físico y en digital.

Triangle Strategy en acción

Acá más reseñas.

Ve el stream aquí.

https://www.youtube.com/watch?v=lfPOf8yigVs&ab_channel=PixelbitsMX