Vampyr, el juego que me prometió ser un vampiro pero acabo matándome de sueño

En papel, Vampyr suena increíble: un RPG en el que eres un vampiro y debes decidir si matar gente o no. Mientras más gente mates más fácil se volverá el juego (ya que te dará más puntos para subir de nivel tus habilidades). También tendrá consecuencias negativas que impactarán el mundo que habitas. Ajá, yo sé, los fans de los RPGs y claro, de los vampiros… ¿qué más podrían pedir?

Pero no todo es tan bueno como suena.

De qué se trata

En Vampyr eres un médico en Londres en 1918. También resulta que eres un vampiro. En este Londres, hay una epidemia de influenza y ya que eres doctor, tendrás que buscar la forma en que las distintas zonas de la ciudad no acaben enfermas. Todo mientras descubres quién te convirtió en vampiro, por qué y encuentras tu lugar entre la sociedad vampírica.

Cómo se juega

Parte del juego, la parte brillante, es un juego social y narrativo; en el que tienes que hablar con gente, hacerte sus amigos, descubrir pistas para que te cuenten más cosas. También haces un poco de trabajo de detective, en donde encuentras cadáveres y los examinas para encontrar pistas sobre los vampiros y la influenza.

Cada zona de Londres tiene un líder, al que debes ayudar, matar u otras opciones al finalizar cada capítulo del juego. En una de las primeras zonas, ésta persona es una enfermera que está curando gente de manera clandestina. Si decides matarla, la salud de la zona comenzará a empeorar, pero si la ayudas podrás obtener objetos para curarte.

Así, cada capítulo te presenta más información acerca de los vampiros y también una encrucijada moral.

Otra parte muy divertida es la de curar a los ciudadanos. Realmente lo único que haces es fabricar la medicina y dárselas, pero se siente muy bien mantener la salud de los barrios de la ciudad.

Lo Malo

Finalmente, lo que odio del juego es el combate. El combate es espantoso, los inputs funcionan a veces, también tardan, los ataques no son precisos o comienzan con un timing extraño, los enemigos te pueden alcanzar desde muy lejos y hacen mucho, mucho daño con pocos golpes. Aún cuando hay un poco de estrategia involucrada, realmente es mucho más sencillo ignorarla, por lo que terminas spameando enemigos. Es muy frustrante.

Además, es imposible evitar las secciones de combate. Cada capítulo tiene un boss, que son la cosa más aburrida. También hay enemigos que es imposible evitar mientras te mueves de barrio a barrio. Lo peor es que si eliges no matar gente, entonces los enemigos siempre serán más fuertes que tú.

La otra parte que no me gusta del combate es que necesitas pelear para subir de nivel tus habilidades, pero si decides comerte a los NPCs podrías omitir el combate y subir de nivel para matar a los bosses. Así que si eres “bueno” el juego es más difícil.

Hay algunas otras cosas más pequeñas que me molestan, como el hecho de que no haya fast travel, las animaciones a veces se ven muy raras, el indicador en el mapa no te muestra las puertas, encontrar a los ciudadanos es horrible y tedioso… y algunos otros detalles del juego que simplemente hacen que parezca que le faltaron quizá algunos meses de terminar de pulirlo.

En conclusión…

El juego tiene grandes ideas, la historia es linda y los NPCs en general son interesantes, así como la ambientación. Sin embargo tiene demasiadas cosas que simplemente no cuajan como para que lo recomiende. Espero que hagan una segunda parte que lo mejore considerablemente, lo que sí es que, por favor DontNod no dejes de hacer juegos de vampiros.

Acá puedes ver nuestro gameplay de Vampyr.