Greak: Memories of Azur, un pequeño viaje, tierno y fantástico

Es fácil enamorarse de Greak: Memories of Azur. Al menos lo fue para mí. Después de todo, se trata de un puzzle platformer dibujado a mano, con tres tiernísimos protagonistas que además son hermanos. Era obvio que, como mínimo, me iba a llamar la atención.

Véanlos, son hermosos.

Un puzzle platformer con multi-tasking

En Greak, controlas al protagonista del mismo nombre: un pequeño elfo con una espada corta y la capacidad de saltar, girar y trepar. Estás en busca de tu hermana, pues se separaron cuando inició la invasión de los Ulrags a la tierra de Azur. Los Ulrags no son buenas personas, vaya.

Para encontrar a tu hermana cruzas pantanos, lagos, bosques y templos, derrotando enemigos, abriendo puertas que no quieren ser abiertas y explorando el mundo. Una vez que encuentras a tu hermana, los puzzles se vuelven más complejos.

Esto porque puedes controlar tanto a Greak como a Adara de manera independiente, o juntos, como necesites. Controlarlos juntos es un poco caótico, ya que hacen las acciones que les pides al mismo tiempo, excepto que sus saltos y ataques son distintos, así que es difícil sincronizarlos. Sin embargo, no es imposible, y este esquema de control hace que haya bastantes puzzles interesantes que resolver.

Por ejemplo, hay túneles por los que puedes pasar como Greak, pero no como Adara. Entonces deberás encontrar una ruta alterna para tu hermana, usualmente encontrando puertas cerradas o switches.

Pero las cosas pueden ser aún más complicadas

Controlar a dos personajes separados pero juntos, no es tan difícil. Es decir, un poco sí, pero es manejable. Las cosas se vuelven más complejas cuando finalmente encuentras a tu otro hermano, Rydel, quien no sólo es más alto que los dos, también es un adulto hecho y derecho. Así que también es más fuerte, y tiene capacidades distintas a los otros dos.

Resolver puzzles con los tres es muy divertido, ya que las cosas pueden ponerse bastante complejas (aunque no hay muchos puzzles con ellos tres, diría que son los mejores del juego). Realmente tienes que pensar cómo hacer las cosas, y utilizar las habilidades de los tres al máximo. Eso me gustó mucho.

Sin embargo, las cosas no son tan placenteras en combate cuando tienes a los tres al mismo tiempo. En mi caso, prefería dejar a dos en una esquina y solamente usar a uno de ellos a la vez cuando se trataba de combatir enemigos, porque si no siempre resultaba en mi trágica muerte.

Aún así, también disfruté estas secuencias de combate, incluso ese boss que me mató mil veces. Eso no era tan malo, pero para regresar a ese combate había que hacer varios saltos, cruzar dos puertas y ver una pequeña cutscene. Ya para la vez número 5 no es tan gracioso.

Una producción hermosa, llena de corazón

Greak: Memories of Azur está lleno de detalles bonitos, y todos ellos están animados a mano, lo que le da un look muy especial. Realmente es como ser el protagonista de un dibujo animado de antaño, pero no uno sanguinario como Cuphead, si no agradable y tierno.

Por otro lado, los ambientes también son hermosos, como jugar dentro de una pintura. Muy bello y delicado, se ve que fue hecho con atención al detalle y mucho amor.

Además de los hermanos, también encontrarás un cast bastante amplio de personajes a los que ayudas y con los que hablas. En poco tiempo, con pocas palabras, logran presentarte a todos ellos y por qué deberían importarte; incluyendo un perro gigante llamado Bosco que quiero adoptar.

La música también es notable. Tiene una nostalgia y melancolía que van perfectamente con el juego, que después de todo se trata de abandonar tu hogar para poder sobrevivir. En general la música es triste sin ser súper dramática, y captura bien un sentido de aventura agridulce.

Awwwww

Greak es corto pero bello

Greak: Memories of Azur se concentra más en darte calidad que cantidad. Por lo que el juego es algo corto – espera poder pasarlo en unas 4-6 horas. Parece poco, pero lo que hay es muy hermoso y cuidado, como un trabajo artesanal. Además, el precio refleja esta longitud, costando alrededor de 250 pesos en Nintendo Switch. Vale cada peso, me parece.

A pesar de su corta longitud, cada área que verás es única, sin backtracking realmente, y donde cada ambiente cambia al acercarse la noche. En ese corto tiempo logra hacer que te encariñes con Greak, Adara y Rydel. Incluso cuenta con preciosos segmentos animados, incluyendo el inicio y el final. Hermoso.

Además, mexicano

El juego fue hecho por Navegante, un estudio compuesto por mexicanos. Se siente muy bien haber jugado esta obra nacional y poder recomendarla con todo el corazón. Juéguenlo.

Lo mejor según Apolo

  • Ambientes hermosos con gran música instrumental. Muy atmosférico y fantástico. Amé.
  • Los tres hermanos son todos adorables, con movesets únicos que los distinguen tanto en combate como en puzzles.
  • La curva de aprendizaje es buena, introduciéndote cada hermano poco a poco. La entrada de Rydel es muy dramática, además.

Lo peor según Shepi

  • Yo sí me voy a quejar de que es muy corto. ¿dónde está lo demás?
  • Controlar a los tres hermanos al mismo tiempo es muy difícil, especialmente en combate.
  • Me atoré por horas en stream buscando la salida de una habitación.

Greak: Memories of Azur está disponible en Nintendo Switch, PS5, Xbox y PC. Esta reseña corresponde a la versión de Nintendo Switch.

Acá más reseñas.

Greak: Memories of Azur en acción